Fraxel

Fraxel es un nuevo tipo de tratamiento con láser que se diferencia de otros tipos por usar muchos haces de luz paralelos en vez del típico rayo único de los láseres habituales, la luz llega “en fracciones” a la piel, de diámetro microscópico. El efecto es estimular dentro de la piel la regeneración de componentes naturales de la piel generando una piel con mejor tono y rejuvenecida. Este proceso se denomina “fototermolisis”.

Las columnas de láser penetran las capas más profundas de la piel causando lesiones microscópicas que estimulan la respuesta regenerativa del propio cuerpo rellenando la zona afectada con sustancias propias del cuerpo como el colágeno, el cual se ha ido perdiendo a través del tiempo.

¿Para qué se usa?

Fraxel se usa en casos de daño crónico de la piel por el ambiente externo, por ejemplo el sol, y por el paso del tiempo, creando la regeneración de la superficie cutánea. Fraxel tiene múltiples indicaciones dermatológicas aprobadas por la FDA, entre ellas:

  • Rejuvenecimiento al alisar líneas de expresión y arrugas
  • Remover manchas en la piel causadas por el sol
  • Tratamiento de melasma y la queratosis actínica
  • Tratamiento de los cambios de la pigmentación de la piel
  • Tratamiento de los poros abiertos
  • Tratamiento de las cicatrices causadas por el acné y cirugía previas

Los resultados pueden verse en forma más rápida en comparación con el uso de otros láseres, a veces ya al cabo de un día pueden notarse los cambios pero los resultados finales se esperan a los 3 o 4 meses cuando la piel ha completado su proceso interno de cicatrización. Los resultados son permanentes si el paciente sigue las indicaciones del cuidado de la piel, aunque casos de pigmentación pueden repetirse si ocurre nuevamente exposición al sol o a un clima con mucho viento o frío.

¿Cómo es una sesión de tratamiento?

El tratamiento se realiza luego de la aplicación de una crema anestésica. Por lo que no duele. Puede durar entre 20 y 60 minutos dependiendo del área de piel a tratar. Luego de la aplicación de gel en la piel para mejorar el contacto entre ella y la sonda que aplica el láser. La sonda se mueve sobre la piel en aquellas zonas que requieren tratamiento varias veces hasta lograr el efecto deseado, luego de lo cual se remueve el gel y usted puede volver a su hogar. La mayor parte de las veces se necesita entre 3 a 4 tratamientos separados por algunos días que son programados según la recomendación de su dermatólogo.

Powered by themekiller.com